Magüi González



(8-II-2014-Evangelización en la Parroquia San Francisco de Asís, Alcalá de Henares)

"Ahora, pasados unos días de la evangelización y dándome la oportunidad de meditar y escribir mi testimonio, me doy cuenta de cómo el Señor actúa en cada uno de nosotros. Siempre, a la hora de evangelizar, voy con el "no" por delante, el Señor lo sabe, pero luego dejo que el Espíritu Santo actúe, me dejo en sus manos y si me quiere empujar, ¡¡allá vamos!! Somos sus instrumentos y si me necesita esa noche, ¿cómo negarme? Así que, empujada por Sus Manos, me puse al lado de una chica que no conocía, de nombre Alicia, recibimos la bendición del Señor y salimos a la calle....y comenzó la obra del Señor porque el Espíritu Santo revoloteaba en Alicia. De todas las personas que nos encontramos hay especialmente dos hermanos (recuerdo sus nombres perfectamente, Paloma y Abraham) que venían del hospital de visitar a su madre. Dios quiso que nos encontrásemos con ellos para que pudiesen pedir por ella y a través de ella reconducir su vida espiritual. Fue gracioso ver la reacción de Paloma ante el torbellino de Alicia: "sí, yo soy católica, apostólica, romana, jajajaja”. Ante esto, Dios, a través de mi compañera, acercó a ambos hermanos al sacramento de la reconciliación (llevaban tiempo sin hacerlo).


¡¡¡Y más aún!!! ¡Van a formar parten del grupo de jóvenes de la parroquia!

¡Gloria a Dios!".

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo